Sacramento de Comunión período 2019 -2020

Catequesis

Parroquia San Alfonso – Cuenca

Bienvenidos Padres de familia, niñas y niños del Sacramento de Comunión, en esta noche nos hemos reunidos para compartir con sus hijos e hijas la preparación de la “PRIMERA CONFESIÓN” para el jueves 3 de diciembre del presente año, que sus hijos lo harán de manera individual.

Oración al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles.
(Respuesta)
Y enciende en ellos el fuego de tu amor.
Envía tu Espíritu y serán creadas todas las cosas.
(Respuesta)
Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos:
¡Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con luz del Espíritu Santo!, concédenos que sintamos rectamente con el mismo Espíritu y gocemos siempre de su divino consuelo. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN

SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN

La Penitencia o Confesión: la Iglesia, en nombre de Jesús, perdona nuestros pecados y nos reconcilia con Dios y con los hombres. Jesús nos regala su perdón y nos mete en el abrazo del Padre al Hijo.

Oración:

Mira a tu pueblo, Señor, tú que eres tan bueno.
Perdona nuestros pecados. 
Y danos la paz y la alegría del corazón. 
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Cita bíblica; Lucas 15, 11-32

Parábola del hijo pródigo

Dijo: «Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo al padre: “Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde.” Y él les repartió la hacienda. Pocos días después el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano donde malgastó su hacienda viviendo como un libertino. «Cuando hubo gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país, y comenzó a pasar necesidad.

Entonces, fue y se ajustó con uno de los ciudadanos de aquel país, que le envió a sus fincas a apacentar puercos. Y deseaba llenar su vientre con las algarrobas que comían los puercos, pero nadie se las daba. Y entrando en sí mismo, dijo: “¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, mientras que yo aquí me muero de hambre!

Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el cielo y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros.” Y, levantándose, partió hacia su padre. «Estando él todavía lejos, le vió su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente.

El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.” Pero el padre dijo a sus siervos: “Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias en los pies. Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado.” Y comenzaron la fiesta.

«Su hijo mayor estaba en el campo y, al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. El le dijo: “Ha vuelto tu hermano y tu padre ha matado el novillo cebado, porque le ha recobrado sano.” El se irritó y no quería entrar. Salió su padre, y le suplicaba. Pero él replicó a su padre: “Hace tantos años que te sirvo, y jamás dejé de cumplir una orden tuya, pero nunca me has dado un cabrito para tener una fiesta con mis amigos; y ¡ahora que ha venido ese hijo tuyo, que ha devorado tu hacienda con prostitutas, has matado para él el novillo cebado!” «Pero él le dijo: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido, y ha sido hallado.”»”

Pasos para una buena confesión

  1. Examen de conciencia
  2. Dolor de corazón
  3. Propósito de enmienda
  4. Confesar los pecados
  5. Cumplir la penitencia

Examen de conciencia:

Antes de confesar los pecados y de recibir la absolución, nos conviene repasar nuestra vida, para saber qué cosas no le han gustado al Señor. Serán estos los pecados que confesaréis cada uno y os serán perdonados por el mismo Jesucristo a través del sacerdote.
Oramos a Dios diciendo: Pero tú, Padre, nos amas y perdonas.  

  • ¿He rezado mis oraciones?
  • ¿He ido a Misa los domingos?
  • ¿He tomado el nombre de Dios en vano?
  • ¿Me he distraído voluntariamente en Misa o en la Iglesia?
  • ¿He ayudado en casa?
  • ¿He sido egoísta o he tratado a mis padres y hermanos con poco cariño?
  • ¿He obedecido a mis padres y profesores?
  • ¿He compartido mis juguetes con los demás?
  • ¿He sido impaciente? ¿Me he enfadado?
  • ¿He sido caprichoso o pesado para que las cosas se hicieran como yo quiero?
  • ¿Pierdo el tiempo en clase?
  • ¿He hecho mis deberes lo mejor que puedo? ¿He copiado en los exámenes?
  • ¿Me he peleado?
  • ¿He hecho daño a alguna persona hablando mal de ella?
  • ¿He dicho mentiras?
  • ¿He robado algo? ¿He estropeado alguna cosa que no era mía a propósito?
  • ¿He dado buen ejemplo?
  • ¿He animado a otros a que hicieran cosas malas?
  • ¿He sido egoísta de pensamiento o de obra?
  • ¿He tenido celos de otros?
  • ¿He excluido a alguien de mis juegos?
  • ¿He rezado por los demás y les he ayudado para que estén más cerca de Dios?

¡Quiero confesarme! La confesión y el acto de contrición

¡Quiero confesarme! La confesión y el acto de contrición

Repartir papeletas

Ahora, en silencio, pensar qué pecados han cometido y marquen con una cruz aquellos 3 pecados que más se repiten en su vida. (Silencio)

Confesión individual Ahora cada uno va a confesar brevemente sus pecados al sacerdote.

Solicitamos que los PP. FF tengan un recipiente con carbón para que los niños echen la hoja con sus pecados., para que los catequizandos echen al fuego la hoja con sus pecados, como signo de que Dios lo ha perdonado y de que quiere empezar de nuevo. Luego los quemaremos todos, y con el incienso, simbolizaremos el perdón de Dios.

Canto

SEÑOR ME HAS MIRADO A LOS OJOS

SEÑOR ME HAS MIRADO A LOS OJOS

Gesto de la paz:

El Señor nos ha perdonado y ustedes están muy contentos. Ahora van a dar un beso a las personas que más quieren en su hogar … ¿Quiénes son esas personas?… papa y mama. Les van a pedir perdón y les van a prometer que van a intentar ser mejores.
 Y ustedes, padres, den un beso a sus hijos, como signo de que los perdonan y de que, por encima de todo, los aman.

Padrenuestro: 
Como muestra de nuestro agradecimiento a Dios nuestro Padre, que nos ama y perdona, decimos juntos la oración que Jesucristo nos enseñó: Padrenuestro…

Bendición final

Canto

ÁNGELES DE DIOS

ÁNGELES DE DIOS

Autora: Rosa Chalco – Cuenca, 12 de noviembre de 2020

Catequistas de Año Bíblico

Rosa Chalco “A”

Paola Sinchi “B”

Milton Pizarro “C”

Johana Ordóñez “C”

Fabiola Pesántez” D”

Nancy Escandón “D”

Patricio Arévalo “E”

Marcia Sigua “F”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s